Interrogatorio de la Real Audiencia (1792)

Formado de orden del consejo para gobierno del Regente y Ministros de la Real Audiencia de Extremadura, en la Visita que deben practicar en los Partidos de aquella Provincia, que se les han asignado por el Excelentísimo Señor Conde de Campomanes, Gobernador del Consejo.

 

Que esto es quanto los expresados señores pueden exponer en razón de quanto se les ha preguntado, y lo firmaron los que saven y los que digeron no saver lo señalaron como acostumbran, en esta villa de Halia y marzo veinte y cinco de mil setecientos noventa y uno.
Francisco Sauze. Matheo Barroso. Josef Sánchez Ruvi. Juan Noriega. Joseph Antonio Pérez. Gregorio Silbeira y Meneses.

El cura ecónomo de la Parroquial Yglesia de Santa Cathalina, virgen y mártir, sita en esta villa de Halia, partido de Talavera y arzobispado de Toledo, en cumplimiento de las ordenes reales de Su Majestad el señor Don Carlos Quartos (que Dios guarde) comunicada por el señor Don Pedro Bernardo Sachoyerto, juez comisionado en este partido de Estremadura para el reconocimiento de dicho partido, devo decir y responder en lo que perteneze a esta parroquia.
Hay un cura párroco nombrado por el Excelentísimo Señor Cardenal Arzobispo de Toledo y diez clérigos entre capellanes y presbiteros.
Se hallan fundadas en esta dicha parroquia doce capellanias congruas, inclusas las reunidas por el excelentisimo señor nuestro prelado, sus rentas no exceden de la congrua substentazion admitada y colada en el dicho arzobispado, la que depende en vienes raizes, tierra de pan llevar y en capitales de censo al tres por ciento.
Por lo que pertenece a la decima nona pregunta de cementerios digo: no se nota por ahora necesidad alguna y si hay cavida para construirse en ella.
En quanto a patronos de las capellanias, todas consta de su fundazion ser sus parientes mas inmediatos, excepto la de Animas que lo es y nombra la justicia y ayuntamiento de esta villa, las que no piden residenzia, solo si las reunidas por el dicho Excelentisimo, y son siete según advertimos las que constan estar vastante gravadas de misas.
Respondiendo a la veinte y una pregunta digo: se halla un hospital en la dicha villa, solo con una dotación de diez y seis maravedies por cada testamento, visitado por el señor visitador eclesiástico de este partido. A la pregunta veinte dos: se hallan siete cofradias fundadas y aprovadas por el juez eclesiástico, con su dotación de misas rezadas por los dichos hermanos difuntos, con otra de paz y caridad titulada de la Santisima Passion; las que constan de muy corta dotazion, como son réditos de unos capitales de censos, su conocimiento pertenece al juez eclesiástico.
A la pregunta veinte y tres digo: se hallan quatro hermitas estramuros de esta villa, tituladas la primera Nuestra Señora de la Concepción, la segunda San Bartholome, la tercera de San Juan Bautista y la quarta San Sevastian, a las que se concurre con mucha devoción los dias de sus festividades, celebrando misa cantada, procesión y sermón en algunas, sin advertir hasta la hora presente ocasión de quimera; sus rentas son vastante tenues y mas depende de las limosnas voluntarias de los devotos, su conocimiento el dicho señor juez eclesiástico de este partido.
En orden de lo que devo decir sobre la fabrica de yglesia de esta dicha parroquia y su dotación, según el libro corriente de ella hallo estar dotada en la nona parte de diezmos y frutos, los que ascienden en todas especies de semillas en cinco mil ochocientos veinte y ocho reales, yten en maravedies setecientos cinquenta y ocho reales con veinte y tres maravedies, mas en capitales de censos quatrocientos veinte y dos reales, en situados de capellanias trescientos setenta y seis reales, en capillos y rompimientos de yglesia setecientos cinquenta y tres reales con once maravedies, en derechos de misas rezadas y cantadas situado de las mencionadas cofradias doscientos veinte y un reales.
Cargas de gastos: en salarios de sacristanes, acólitos y misto un mil cinquenta reales vellón; en fiestas de patronos, memorias de misas, fiestas corpus, vendicion de ramos y aceyte setecientos treinta y quatro con diez maravedies; en monumento, subsidio, salarios de mayordomos y leña seiscientos diez y seis reales y treinta y dos maravedies; en cera, copias de escrituras y gastos menores mil seiscientos treinta y tres con once maravedies; en composiciones de yglesia y muebles que a esta sirven quatrocientos setenta y siete reales vellón.
Es quanto devo decir en cumplimiento del ministerio en que me hallo y no hallo en esta parroquia y vecindario cosa que se oponga a las vuenas costumbres y christiandad, asi en el vuen régimen de justicia como en la subordinación y politica, en vanidad con que tratan y reverencia a los señores que exercen el ministerio de Sus Majestades (que Dios guarde).

Barrio de la Calera.
Digo tiene su yglesia parroquial con su correspondiente renta, que la corresponde de los frutos que recojen los moradores del dicho barrio a continuazion de la nona parte que le cave, con arreglo al repartimiento hecho por los señores del Consejo de la Govemacion de Toledo. No tiene dotación, ni capellania, ni ministro eclesiástico, mas que el theniente puesto y pagado por el cura párroco de esta yglesia de Halia.
Tiene una cofradia del Santisimo Sacramento aprovada y visitada por el señor vicario de este partido, tiene su dotación de treinta y cinco colmenas, con la limosna anual que da cada hermano.
Advierto no notar en dicho barrio cosa que se oponga a las vuenas costumbres y politica christiana que se deve guardar y observar a los ministros que regentan la jurisdicción real, como asimismo ser muy observantes en los preceptos eclesiásticos de nuestra madre la yglesia, por lo que doy este informe para los efectos que sean del agrado de Su Majestad y lo firmo para que conste en halia y marzo 26 de 1791.
Don Domingo Sánchez Massa, cura ecónomo.

Esta villa titulada Halia es del partido de Talavera de la Reina, de donde dista trece leguas y de la villa de Cazeres veinte, es del arzobispado de Toledo, tiene su termino de extensión de cinco leguas poco mas o menos a los quatro bientos, y los pueblos confinantes los expresa el ayuntamiento respondiendo a la pregunta primera y los del Puerto de San Vicente y la Mina que distan tres leguas al oriente, y Nabalbillar de Ybor y Naba de Trasierra otras tres al norte, que son del mismo partido de Talavera, no son compreendidos en la sargentia de Truxillo, ni en esta visita, por lo que se contempla no estarlo tampoco en el territorio de la nueba Real Audiencia de Estremadura y si los demás nominados por dicho ayuntamiento, que como esta villa han correspondido hasta aqui a la Real Chanzilleria de Granada, a donde dista de cinquenta y seis a cinquenta y ocho leguas poco mas o menos.
Este pueblo es de señorio en lo jurisdicional, corresponde al Marques de Cortes de Graena, que no tiene territorio alguno ni propiedad en este termino, ni aun mitad de oficios por ambos estados, por que aunque hay algunos nobles no forman estado por la cortedad de numero y pobreza según se manifiesta, y del general hay dos alcaldes ordinarios, dos rexidores, dos jurados, un procurador sindico, dos alcaldes de la Hermandad y alguacil maior con voz y voto, y aunque algunas bezes ha havido alcalde maior con titulo de correjidor al presente no le hay; y los referidos concejales los nombra dicho marques a proposición doble de los que acaban y los expresados alcaldes son ordinarios y ejercen la jurisdicion de tal y la de montes que les tiene subdelegada el governador del Almadén, a quien corresponde el conocimiento de dichos montes.
No hay abogados ni procurador y se ynforma combendria se estableciesen dos o tres de estos para que no padeciesen retraso las causas. Hay dos escrivanos del numero y ayuntamiento que nombra el mismo señor y gozan de salario de los propios de esta villa mil ochocientos ochenta reales por mitad; se arreglan en el juzgado al aranzel de Granada. Y assi los alcaldes como los demás de ayuntamiento gozan de salario anual doscientos y veinte reales y el alguacil mayor sesenta, sin que haya otros dependientes de justicia. Hay pendientes once causas criminales, las mas por querella, de partes cibiles diez y ocho, una de ellas apelada a Granada, como se acredita de los testimonios del numero tres.
Tiene esta población una aldea o alqueria titulada la Calera, que esta reputada por barrio suio y no tiene mas concejales que un alcalde pedáneo por lo que se compreende en la vissita de esta villa, de la que dista una legua muy larga de asperisimo camino y cuestas elevadas, esta situada dicha aldea al norte de la expresada villa y a la falda de una cordillera de peñas de mucha elebazion y en su ladera, por lo que las calles que no tienen figura de tales, están pendientes, mal empedradas y las casas muy pequeñas y de mala construcion. Esta dicha aldea cercada de montes y a su ynmediacion un castañar muy bueno y un soto de encinar bien custodiado y olibado con algunas huertas de poca consideración, y cinquenta vecinos y esta villa quatrozientos veinte y dos, total de ambas poblaziones quatrozientos setenta y dos, de las clases que expresa dicho ayuntamiento a la pregunta tercera, y ynclinados a los bicios que manifiesta en la misma dicho ayuntamiento, expecialmente he notado yo la frequencia a las tabernas a todas horas y en toda clase de hombres, mozos, ancianos y aun muchachos, y aunque el cura en esta parte no esplica cosa de substancia es efectibo hay algún abuso en los demás puntos, como en los jornaleros y artesanos y desidia en las justicias en contener los excesos mencionados según se me ynformó reservadamente y es digno de considerazion y de que se tome alguna providencia.
Hay en esta villa abastos de vino, aguardiente, carne y javon, que se arriendan por subasta y de que se surte el barrio de la Calera. Y los pesos y medidas son del marco de Abila y Toledo, como en los pueblos confinantes, a excepcion de Guadalupe que por bender libre parece son maiores.
Las casas de ayuntamiento están construidas nuebamente, son de mediana disposición, pero no hay carzel y sirbe de tal la casa del alguacil mayor y haze suma falta por la ninguna seguridad de los presos y ningún temor que se tiene a la justicia, por que en la expresada casa los que se ponen por corrección están con toda libertad y si alguno de gravedad ocurre se molesta al vecindario para la guardia, produciendo esto gravisimos yncombenientes y siendo pueblo de bastante consideración parece precisa la construcción de dicha cárcel, en la actualidad no hay presos.
Las calles aunque son bastante anchas están sin empedrar y muy sucias, con estercoleros y montones de paja en ellas y llenas de ganado de cerda y de los demás ganados del pueblo, sin notarse el menor aseo, con peñas natibas que algunas las hace quassi yntransitables y sobre su limpieza y que se reparasen en lo preziso parece necesaria eficaz providencia, obligando a la justicia a zelar en el particular.
Hay dos mesones de dueños particulares de ninguna comodidad por su corta extensión y ninguna provisión. Y los caminos son fragosos y de pasos peligrosos por el piso y por lo espuesto a ynsultos de malhechores mediante lo solitario y montuoso de dichos caminos, expecialmente el que ba de esta villa al Puerto de San Vicente, en que median los términos titulados Guarranques y Extrecho de la Peña, donde han sucedido desgracias y robos con frequencia, y para abrir y poner corriente dicho camino y estrecho se asegura necesitar como seis mil reales. También es precisa la composición de un puente que hay de fabrica antiquisima y de mala construcion en el mismo Rio Guarranques, la que se esta quasi arruinando, y por hallarse ynmediato al camino real de la Andalucia y Estremadura para Castilla y Toledo y otras partes y en los tiempos de creziente se ben prezisados los pasajeros y cabanas trasumantes a pasar por dicho puente con eminente riesgo; y se informa podria componerse o reedificarse con doze a catorze mil reales, a que deberian contribuir por el conocido ynteres que en ello tienen los pueblos de diez a doze leguas en contorno, con lo que se ebitaria dichos perxuicios. No hay feria ni mercado, ni es preziso por que se surten estos vecinos de Guadalupe, entre cuias dos villas por la ynmediazion hay frequente trato y comercio.
Los propios y arvitrios ascienden por un quinquenio de once a trece mil reales y ademas hay con separazion tres mil seiscientos noventa y cinco destinados en prometidos para beneficio de los abastos.
Las penas de cámara corresponden por compra hecha a Su Majestad al señor del pueblo y sin embargo assi por este ramo, como por el de gastos de justicia, esta encabezada la villa en la ciudad de Toledo de cuia provincia es en ciento veinte y quatro reales, que se ynforma a la pregunta trece no producirlos las multas que se exijen por cortarse las causas aunque sean de gravedad.
El pósito tiene en granos siete mil setecientas cinquenta y tres fanegas y seis celemines y medio, en dinero existente tres mil quatrocientos nobenta reales y treinta maravedies, con mas treinta mil en quince acciones del banco y parece esta corriente dicho pósito.
Hay dos jeneros de ordenanzas que compreenden a esta villa y a todos los demás pueblos del partido de Talabera, unas son para el aprovechamiento de pastos y tierras que llaman alijariegas, que son las comunes a todo el partido y estas ordenes son del año de mil quinientos diez y nuebe aprovadas por el Cardenal Cisneros, sin otra superior y son las que goviernan; otras hay para el govierno de colmenas, que se asegura existen en la Hermandad Bieja de Talabera y que muchos de sus capitulos están aprovadas por las respectibas chanzillerias y son las que rijen para este ramo.
Hay en esta villa una parroquia, cuio curato se halla en la actualidad bacante y servido por un ecónomo, es de provisión del Rey y Arzobispo de Toledo en sus respectibos meses y ademas hay en dicha villa diez clérigos capellanes y presbiteros y un beneficio simple agregado al Hospital de San Juan Bautista extramuros de Toledo, sin carga; no hay necesidad de cementero por haora por la capacidad y bentilacion de la yglesia.
En el barrio de la Calera hay yglesia bastante capaz para el vecindario y la dotación de su fabrica la expresa el cura theniente de esta villa y que se sirbe por un ecónomo puesto y pagado por este cura y en la actualidad no reside en dicho barrio, ni parece lo han hecho otros antecesores sino en cortas temporadas, bien por la poca dotación o bien por lo solitario y estrabiado de dicho barrio, lo que es perjudicial a los vecinos y de que se quejan.
Hay doze capellanias todas congruas y siete de residencia, y en este numero entran las reunidas con esta carga por el tribunal eclesiástico. Hay un hospital para enfermos y transeúntes, cuio fondo es el de medio real que deja cada uno que hace testamento, que es patrono el ayuntamiento, que nombra mayordomo para recaudar estas limosnas, toma las quentas y conoce el tribunal eclesiástico y su visitador; como también de cinco hermitas, una dentro del pueblo y quatro fuera, que titulan obras pias, siendo patronos de dos de ellas el ayuntamiento y en todas nombra mayordomos por costumbre y a prueba el visitador eclesiástico. En una de las hermitas titulada de la Concepción hay santero para su cuidado que reside lo mas del tiempo en la villa y por pasqua de pentecostes hay concurrencia de jentes por rematarse alli los diezmos pribatibos y primizias de dicho Hospital de Toledo, con cuio motibo se asegura haver desazones por el exceso del vino. Hay ocho cofradias también de conozimiento del eclesiástico, a excepción de que si ocurre algún apremio para cobro de rentas se balen del auxilio de la justicia real y de las circunstancia de dichas cofradias, que solo tienen algunas de ellas aprovazion del ordinario, ynforma el cura y ayuntamiento en sus respectibas respuestas, como también de las capellanias, obraspias y hermitas. Aunque hay maestro de primeras letras con cinquenta ducados de dotación de propios y ademas lo que contribuie cada niño de los pudientes, se nota mucha desidia en la enseñanza y en embiar a la esquela los padres a sus hijos, por lo que no se halla ynstruzion aun en las jentes republicanas, haviendo también el yncombeniente de concurrir a dicha esquela ambos sexos y algunas de bastante edad, lo que debe ebitarse y dotar competentemente a un maestro y maestra de niñas para que con separazion enseñen y puedan los pobres gozar de este beneficio de que haora carecen por falta de medios, elijiendo uno y otro hábiles y de aplicación para el magisterio.
A la pregunta treinta y dos ynforma el ayuntamiento los yncombenientes que trae la frequencia de andar de noche las mugeres por las calles, con lo demás que expresa y es digno de atención y de correcion en quanto sea posible.
Hay un cirujano que asiste a esta villa y barrio de la Calera, a quien pagan los vecinos quatro mil y mas reales, y de propios se le dan sesenta; no hay medico ni boticario ni facultatibo y no deja de hacer falta notable medico.
A la pregunta treinta y cinco ynforma el ayuntamiento con especificazion las cosechas de granos y frutos de esta villa y su barrio, y que de todo se paga diezmo, a excepción de la abena, miel y cera que no esta en costumbre, manifiesta los perceptores de diezmos y que hay sobrante de granos que se benefician en quanto al trigo reduciéndolo a pan y llebandolo a bender a Guadalupe, y bendiendo las demás especies a los precios corrientes que también especifica, como que en dichos granos ha havido conocido aumento por la aplicación de estos vecinos a la agricultura y el theniente de cura no pudo dar razón yndibidual por que como ecónomo no la tiene y hallarse las tazmias en Toledo.
Hay algunas huertas de corta extensión en este termino que producen hortalizas y legumbres ordinarias con algunos arboles frutales, y no puede extenderse este ramo por falta de agua, pues los rios que pasan por esta jurisdicion son de corto caudal y se secan en el verano, y aun la villa carece sumamente de agua potable con grave perxuicio de la salud publica por las razones que expresa el ayuntamiento a la pregunta treinta y ocho; y a la treinta y nuebe la necesidad de reedificar el puente arruinado que esta sobre el Rio Guadalupejo por los motibos que expone.
No hay molinos de azeite, ni otra maquina mas que dos de zera.
A la quarenta y una también manifiestan lo que combendria para fomentar la agricultura, repartiéndose las tierras alijariegas en los términos que propone difusamente; y al quarenta y dos los gravisimos perxuicios que se siguen al arbolado y a la cria de abejas de las rozas y quemas en la trascendencia de los fuegos que cada uno hace donde le acomoda y aunque es con lizencia del governador del Almadén nunca alcanzan las precauciones a ebitar dichos perjuicios.
También expresan a la pregunta quarenta y tres seria combeniente que el coto señalado de viñas y terreno montuoso que compreende, se repartiese entre los vecinos para plantio de olibos y otras especies, precisando a los que tienen porciones de propiedad lo ejecutasen en el termino que se les señalase o en su defecto se aplicase al vecino mas ynmediato.
En el barrio de la Calera hay algunas cercas sin plantio y dedicadas a pasto, son trece en numero y de cavida todo como de treinta y cinco fanegas a corta diferencia, y algunas de ellas que eran antiguas y para sembrar, y el defecto en esta parte podra probenir de condescendencia en las justicias de Alia en tolerar estos cercados, que sin duda deben dejarse para el común aprobechamiento lebantados los frutos.
Solo hay en esta villa la dehesa boyal de pasto y labor, y otra de solo pasto distante mas de tres leguas, que también es propia de la villa y no la cultiban por lo dilatado de su situación y por no ser a proposito el terreno.
Reconoci barios plantios de olibares cercados y recientes que prometen ser frondosos y de muy buena calidad.
A distancia de dos leguas hay un despoblado antiguo y según ynforman se despobló por no haver sacerdote permanente y carecer sus vecinos de pasto espiritual, se titulaba el Lagar y por las razones que expresa el ayuntamiento a la pregunta cinquenta y dos no parece hay proporción de repoblarlo.
Esta jurisdicion como tan montuosa abunda de todo jenero de caza, como expresa dicho ayuntamiento a la pregunta cinquenta y tres, no se hacen batidas por haber hallado ser ynutiles y usan de la almendrilla en bolas de sebo que es veneno expecifico para matar los lobos y demás animales dañinos, y se premia cada uno de los que matan con arreglo a las ultimas reales ordenes.
Hay mucho numero de colmenas y en la actualidad ascienden, según se expresa a la pregunta cinquenta y quatro, a quatro mil y doscientas, se mantienen y benefician de la forma que expresan y aseguran assi dicho ayuntamiento como otros ynformes seria muy crecido el numero según la aplicazion de estos naturales si se moderasen los rozos y los que se hiciesen fuesen con método y en suertes seguidas, que es de lo que se quejan en otros pueblos, y siendo el terreno de este tan a proposito para esta granjeria es precisa providencia jeneral para el remedio de este daño.
A la cinquenta y cinco manifiesta dicho ayuntamiento la cria de ganado de todas especies, su numero y modo de beneficiarlo, y a la cinquenta y seis que hay un mineral de tierra blanca de que usan para jalbegar las casas, una cantera de marmol, otra de lápiz y otra de cal.
Que es quanto resulta digno de mas consideración en la visita de esta villa, y dicho ayuntamiento en su ynforme señalado con el numero 1o manifiesta con especificazion lo concerniente a los particulares de la real ynstrucion e ynterrogatorio que rijen en esta operazion y de que se les han entregado ejemplares y copiado la primera en los libros capitulares como se acredita del testimonio numero 4, y el cura ecónomo ynforma por lo concerniente a su ministerio en el que ha dado señalado con el numero 2o, que uno y otro obran en este expediente.
Don Pedro Bernardo de Sanchoyerto. 

volver

más